QUE SON LOS ESTIGMAS?

QUE SON LOS ESTIGMAS?
Los estigmas son conceptos de los que hoy en día conocemos todos y a todos nos interesa, aunque sea por curiosidad. Sin embargo se puede demostrar que los estigmas no son ciertos ya que los estigmas a veces aparecen y otras no. Lo que se intenta analizar es si este fenómeno lo debemos considerar como verídico, como una simple invención de la gente o en todo caso como una demostración del poder de Dios sobre los humanos que se materializa en dolor y heridas por haber condenado a su hijo, Jesús, a la cruz y por haber pecado en tantos momentos de la vida.

lunes, 22 de octubre de 2007

ESTIGMATIZADOS

SAN FRANCISCO DE ASIS:
Le cabe el honor de ser el primer santo cristiano al que le surgieron los estigmas de Cristo. Dos años antes de su muerte, en el año 1224, el día de la Santa Cruz (14 de Septiembre), San Francisco se hallaba rezando con los brazos extendidos pidiendo a Dios sentir el Amor... "la llama de la devoción creció de tal forma en él que, por exceso de su amor y de su compasión, se sintió transformado completamente en Jesús" y tras ello "en sus manos y pies comenzaron a aparecer las señales de clavos tales como acababan de verlas en el hombre crucificado sobre él... y en el costado del santo, del que se habría dicho que había sido herido por un lanzazo, se había formado una llaga que sangraba con frecuencia, hasta el punto de que su túnica y sus calzas se veían a menudo mojadas por aquella sangre sagrada..." Relato de Celano. Prosigue San Buenaventura: "Las cabezas de los clavos redondas y negras, estaban en el interior de las manos y en la parte superior de los pies; las puntas, que eran algo largas y que aparecían en el otro lado, se curvaban y sobresalían del resto de la carne. Se podía pasar un dedo entre la cabeza de aquellos clavos de carne y la palma de la mano; cuando se apretaba una de sus extremidades, se veía como se levantaba la otra. A la muerte de su padre más de cincuenta hermanos, la virgen Clara y sus hermanas pudieron ver los estigmas sagrados".
Relatos elocuentes que nos describen a la perfección los brotes carnosos y negruzcos que aparecían y desaparecían de las manos y pies del santo y que nos recuerdan a la visión de clavos. San Francisco también mostraba una llaga roja en el costado como si hubiera sido atravesado por una lanza... Todo esto nos da que pensar y sólo hemos dado un breve repaso al fenómeno de estigmatización del más conocido de todos los estigmatizados.


ANA CATALINA EMMERICH: (DE SEPTIEMBRE DE 1774, FLAMSHE, WESTFALIA, ALEMANIA)
Desde muy pequeña mostró dotes clarividentes pero fue a la edad de veinticuatro años cuando "recibió" los estigmas del cristianismo. Heridas que representaban la coronación de espinas, llaga torácica en forma de cruz, llagas en pies y manos y en el costado derecho... Todo ello certificado por el doctor Wisener en examen médico realizado el 22 de Marzo de 1813. Desde Münster fue enviado un equipo médico por la autoridad eclesiástica que tras diez días de examen certificó la autenticidad de dicho fenómeno. Herr Medizinrat Von Drüffel, dos médicos de Dülmen y seis acompañantes, entre ellos un protestante, describen bajo declaración estos hechos:
  • Doble cruz del pecho sangra regularmente todos los Miércoles; las otras llagas, el viernes y la franja de la frente, con mayor frecuencia.
  • La cruz y la herida del costado aparecen sobre una extensión de piel desprovista de lesión y la sangre mana de ellas como la transpiración por los poros. Desde el Viernes Santo hasta Pascua, la sangre fluye a borbotones y los estigmas las hacen sufrir intensamente.
  • Las llagas vendadas por la fuerza durante siete días y siete noches permanecen en las mismas condiciones, no mejoran, no empeoran ni supuran. La misma observación después de un enyesado de veinticuatro horas.
  • Durante los últimos cuatro o cinco días, la inválida no ha ingerido nada, con excepción de agua y jugo de una manzana o ciruela cocida que su estómago rechazó inmediatamente.
  • Casi todos los días, tiene éxtasis en los cuales permanece rígida como la madera, con los ojos herméticamente cerrados, aparentemente sin vida. Su rostro conserva siempre el mismo color y ella muestra una incomprensible sensibilidad a la bendición de un sacerdote o a la presencia de objetos consagrados.
  • A veces muestra un sorprendente conocimiento del futuro propio y de sus más allegados. En ocasiones parece leer en el corazón de las personas.
  • La paciente ha sido observada de manera continua durante diez días consecutivos, noche y día, por personas de confianza, de acuerdo con las autoridades eclesiásticas. Estos observadores han testimoniado unánimemente que nada se ha hecho en las llagas, que la paciente no ha tomado más que agua y que no ha habido evacuación alguna. Esta última circunstancia ha sido observada durante los últimos cuatro meses.
  • La opinión médica dice textualmente: "En el campo de la experiencia médica y física, los fenómenos observados en el cuerpo de la joven monja señorita Emmerich son de un carácter tan excepcional que no existe ley conocida de la Naturaleza que pueda dar una explicación plausible".

LUISA LATEAU: (28 DE ENERO DE 1850, BOISD´HAINE, BÉLGICA):

Con dieciocho años manifiesta los estigmas. El 24 de Abril de 1868 exteriorizó la estigmatización al brotar sangre del costado derecho. El 8 de Mayo brotó sangre de las manos y cabeza como si una corona de espina hubiera llevado... Todos los viernes a partir de aquel 24 de Abril se exteriorizaban los estigmas, se calcula que perdía un litro de sangre en cada manifestación estigmática completa.


TERESA NEUMANN:(8 de Abril de 1898, Konnersreut, Alemania)

Es la estigmatizada del siglo XX por excelencia, fallecida el 18 de Septiembre de 1962, no sólo presentaba los estigmas clásicos ya descritos en los casos anteriores sino que además lloraba sangre, no comía, poseía dotes clarividentes, xenoglosia (supuesto fenómeno paranormal en el cual una persona es capaz de hablar un idioma que no ha adquirido por medios naturales), bilocación (el acto sobrenatural de aparecer o estar en dos o más lugares al mismo tiempo) y telepatía (supuesta capacidad mental de los humanos y otras criaturas de comunicar información de una mente a otra, sin el uso de herramientas adicionales como el habla o el lenguaje corporal).
"Se ofreció a mis ojos un espectáculo inolvidable. La muchacha se incorporó en las almohadas, con los brazos extendidos en un gesto de imploración. En las manos brillaban los estigmas. Su rostro se veía contraído por el sufrimiento. Retorció sus manecitas descoloridas como si su cuerpo se desgarrara... Con los ojos dolorosamente cerrados, la sangre se escapaba a lo largo de su desfigurado semblante; al principio fueron sólo algunas gotas; al fin brotaron dos amplios chorros, que se expandieron a lo ancho de sus mejillas. Mil impresiones pasaban y repasaban por los largos contraídos, que se hundían bajo la huella de cosas espantosas, hacia las cuales se tendía el ansioso semblante. Su cuerpo era sacudido por escalofríos, veía la flagelación del Señor; y de pronto, en el momento en que le colocaban la corona de espinas, se abrieron las llagas de la cabeza y tiñeron de rojo la almohada. Dolorosamente, se llevó las manos a la cabeza, a fin de quitarse inmediatamente las espinas clavadas", testimonio del doctor Reissmann.
Teresa Neumann sufrió y padeció una extraña enfermedad provocada por una luxación en la espina dorsal cuando participaba en las tareas de extinción de un incendio en una fábrica cercana. Tenía veintiún años de edad y era el comienzo de todos sus padecimientos posteriores que la tuvieron postrada en la cama casi por toda su existencia. El día de la beatificación de Santa Teresa de Lisieux (24 de Abril de 1923) sufre la aparición de esta santa. Cinco días más tarde recobra la vista. El 30 de Septiembre vuelve a tener otra visión y comienza a caminar. El 7 de Noviembre tras un ataque de apendicitis ve como todo dolor remite tras una nueva aparición de la santa. En las vísperas de Pascua de 1926 sufre las primeras estigmatizaciones. El 18 de Septiembre de 1962, tras una vida llena de fenómenos inexplicados relacionados en su mayoría con la Estigmatización, nuestra protagonista fallece víctima de un ataque cardiaco. Curiosamente, tras cinco días de ser expuesta a los "fieles" y seguidores, su cuerpo no se descompone. Actualmente se estudia su beatificación.



PÍO DE PIELTRECINA. (1887, PIELTRECINA, ITALIA).

Popularmente conocido como Padre Pío, recibió los "atributos" de su estigmatización mientras celebraba una misa... cayó al suelo y de su cuerpo comenzó a manar abundante sangre... los estigmas de Cristo habían aparecido. Tras esto otros fenómenos se dieron en el Padre Pío tales como la bilocación, levitación, hipertermia (temperatura más elevada de lo usual), xenoglosia (hablar otras lenguas sin haberlas estudiado), inedia (baja alimentación, unas 250 calorías diarias), grandes sufrimientos, éxtasis, lectura de pensamiento, videncia, acción sobre la Naturaleza, fenómenos luminiscentes (según el profesor Romanelli sobre su pecho se podían apreciar emanaciones lumínicas), fragancias, ectoplasmias, sanación como las famosas devoluciones de vista a Gemma di Giorgi u obreros accidentados. Se trató de cubrir de controversia el caso del padre Pío aduciendo que la causa de sus estigmas se debía al uso de ácido nítrico (evidentemente quién propuso esto no sabía demasiado de química y sus efectos...). El Padre Pío perdía alrededor de 100 gramos de sangre diarias en sus llagas abiertas. Fallecido el 23 de Septiembre de 1919 su caso es objeto de estudio en pro de su santidad.